fbpx

Nutrición y Vida Saludable

El equilibrio es la clave para encontrarnos en un estado de salud óptimo, el estilo de vida actual, donde abunda la comida, los trabajos sedentarios, el estrés, la falta de ejercicio, todos ellos son agentes que nos pueden llevar al desequilibrio tanto fisiológico como psicológico.

Nutrición como base del bienestar

Prevención de las alteraciones

Adaptar la nutrición a la etapa de la vida

La nutrición como base del bienestar

Poner  atención en nuestra alimentación nos ayudará a encontrarnos mejor, evitar  enfermedades y por consecuencia ser más felices. Es indudable reconocer que somos lo que comemos.

Hoy en día la nutrición no es un simple acto para poder vivir obteniendo energía, saber elegir la  cantidad y variedad de nutrientes es la clave para conseguir un estado óptimo y equilibrado. El desequilibrio nos acerca a la enfermedad.

La clave del éxito radica en afianzar unos hábitos e incorporarlos en nuestra rutina diaria; no en dietas puntuales o en esfuerzos temporales; sino  en encontrar un estilo de vida saludable y equilibrado acorde a nuestras necesidades y al momento vital en que nos encontramos.

El conocimiento nos hace poder elegir: saber seleccionar lo que comemos;  optar por las mejores opciones en nuestro día a día.De este modo evitar las dietas puntuales; e instaurar en nuestra vida hábitos nutricionales  saludables.

Saber comer para prevenir alteraciones

Hoy en día es habitual ver a gente con sobre peso, todos y todas conocemos amigos, familiares donde observamos este desequilibrio de energía.

La clave es detectar por que sucede; exceso de comida, problemas metabólicos, estrés, problemas psicológicos, que nos hace comer de forma compulsiva. Una vez detectado el origen del problema es más fácil pautar la mejor solución.

Por ejemplo: hay desequilibrios por exceso de proteína que se traducen en ácido úrico o la conocida gota.

La tensión, el metabolismo de la insulina/azúcar, colesterol, triglicéridos,  se ven alterados si no somos cuidadosos en saber cuáles son nuestras necesidades y proporciones, es ahí donde la intervención del nutricionista puede ayudar. Es importante tener en cuenta que gran mayoría de los accidentes vasculares son ocasionados por desequilibrios de la alimentación; accidentes vasculares no son solo los infartos de corazón también hay  accidentes cerebrovasculares,  trombosis…

Usar los nutrientes para corregir desequilibrios y enfermedades

Los micronutrientes o vitaminas y minerales juegan un papel fundamental en los desequilibrios, siempre que sucede un desequilibrio metabólico está mediado por la carencia de alguno de estos micronutrientes, ellos son quienes facilitan las reacciones metabólicas.

Es muy habitual, que  por diferentes razones llegamos a tener elevados niveles de colesterol, la tensión se desequilibra, los triglicéridos se aumentan.

Cuando por diversas causas aparecen las anemias e  infinidad  de alteraciones, saber equilibrar la dieta puede hacer revertir esta alteración  y en algunos casos, es el tratamiento más aconsejado.

Tratamiento en enfermedades del tubo digestivo, Crohn, Colitis ulcerosa, reflujo, ardores

Existen muchos casos de inflamación del tubo digestivo y saber intervenir es vital para la persona afectada.

Esta inflamación puede suceder por exceso de permeabilidad de la pared intestinal.

Tener una buena mucosa es tener una buena salud, tened en cuenta que el 80% de todo nuestro sistema inmune reside en el tubo digestivo, es fundamental la salud de nuestro intestino para prevenir enfermedades.

Los ardores y reflujos  pueden venir provocados por el esfínter pilórico, desde el abordaje de la dieta mejoran los síntomas.

Saber identificar los alimentos con el fin de evitar las alergias y las intolerancias

Hoy en día cada vez se ven más casos de intolerancias al gluten, la lactosa, la fructosa, etc.

Una buena manera de abordar la situación es a través de un estudio genético no invasivo, por el cual  con la recogida de mucosa bucal, analizan los genes relacionados con la alteración y se observa la influencia  que tiene, es decir, si existe polimorfismo intolerante.

Una vez tenemos el diagnostico,  saber adaptar la dieta es el tratamiento más adecuado. Muchas veces atribuimos alergias que no son la causa del problema.

Cada persona tiene cargas genéticas exclusivas y diferentes a los demás, por ello un estudio personalizado es la mejor opción de atajar el problema.

Utilizar los micronutrientes para corregir desequilibrios tanto físicos como psíquicos

En cualquier alteración o  enfermedad, ya sea aguda o crónica, la utilización de las vitaminas y los minerales juegan un papel esencial.

Algunos casos generales pueden ser:  usar la vitamina C para prevenir el resfriado común, para activar nuestro sistema inmune frente a los virus, activar la síntesis de colágeno tan importante para nuestra piel y huesos.

En la depresión y la ansiedad juegan un papel importante, ciertas vitaminas nos controlan y ayudan en estos casos. Son las precursoras de la dopamina que son un calmante natural del cerebro.

Las utilizamos para prevenir accidentes vasculares como la trombosis, alteraciones como la psoriasis, las enfermedades autoinmunes, problemas renales, problemas cardíacos,  prevención de las cataratas,  salud pulmonar en asmáticos, fumadores, cánceres.

Solo hemos  expuesto unos pocos casos donde con una estrecha vigilancia de nuestros niveles de micronutrientes en el organismo se puede intervenir de forma directa sobre la enfermedad y de forma saludable. La nutrición puede ser la causa del problema o la solución a los mismos.

Saber adaptar los requerimientos de la nutrición en las diferentes etapas de la vida, niñez, adolescencia, embarazo, lactancia, menopausia, adulto mayor

Es evidente que en cada etapa de la vida las necesidades son diferentes, otra vez no tenemos otra opción que hacer hincapié en vigilar y estar pendientes de que es lo más adecuado en cada momento.

Algunos pautas pueden ser: vigilar los niveles de calcio y vitamina D para prevenir enfermedades, el desarrollo cognitivo tiene unas demandas específicas, la lactancia materna es importante vigilarla pues la salud de la mama y el bebé están en juego, en el adulto mayor hay que prestar especial vigilancia, pues no sintetizan vitaminas o tienen problemas de absorción a nivel digestivo; es importante tener un envejecimiento activo y saludable, que nos dé una buena calidad de vida.

La menopausia es un estado metabólico de grandes cambios a nivel fisiológico como cognitivo, vigilar y suplementar con ciertos nutrientes hará que pasemos por ella sin tener problemas. Estos son solo unos pocos ejemplos  de las diferentes etapas de la vida, donde, si prestamos atención, evitaremos alteraciones.