CÓMO AFRONTAR LAS COMIDAS NAVIDEÑAS

Buenos a días a tod@s, hoy quiero daros, si me lo permitís, algunos consejos sobre cómo afrontar nutricionalmente las Navidades sin hacerle daño a nuestro organismo.

Llega el mes de diciembre y el calendario se llena de comidas con amigos, comidas de empresa, familiares y demás eventos que tienen los alimentos y las bebidas como eje principal de la reunión.

Lo primero que os quiero decir es que se puede disfrutar y comer de “todo” pero con moderación y acorde a nuestra situación, incluyo los polvorones.

Se trata de disfrutar y no tener resacas digestivas para, después, encontrarnos mal. Las comidas ricas en grasas son más costosas de digerir (sobre todo las grasas saturadas). La grasas saturadas son aquellas que a temperatura ambiente de 20º son sólidas.

Las comidas ricas en sal facilitan la hipertensión y combinadas con alcohol pueden provocar la deshidratación.

Con el tema de los dulces, en estas fechas, también se pueden comer, no vamos a estar en una mesa siendo los raros del grupo, pero eso no significa que comamos con hambre emocional, con gula, sin mesura y sobrepasando nuestros límites como suele suceder con los alimentos ricos en azúcar. Ya os he contado en alguna ocasión que los azúcares y las grasas tienen centros de recompensa en el cerebro y nos producen dopamina que es placentera. Por este motivo el azúcar genera adicción, escucho a mucho gente decir: “es que el cuerpo necesita azúcar a veces, el cuerpo me lo pide”.

El cuerpo no pide nada, quien te lo está pidiendo es tu cerebro que desea una descarga de dopamina y si no se controla se convierte en una adicción.

Debemos saber que todos esos productos de harinas refinadas y azúcares se transforman en grasa en nuestro organismo. Los alimentos refinados facilitan su absorción y nos aportan menos nutrición. Por esta razón se aconseja moderar su consumo.

Por lo tanto se puede disfrutar perfectamente de la comida en estas fechas pero dentro de un orden y sin volverse loco.

No debemos olvidar nuestra actividad física. Ya sabéis que cuanto más ejercicio realicemos, nuestro organismo responde mejor a todos estos eventos. Se consigue, de esta forma, el  equilibrio energético mediante la realización de ejercicio y con comidas saludables y no haciendo ayunos ni dietas detox. Recurrimos a este tipo de dietas en situaciones muy concretas de contaminación e intoxicación.

¡Cuida tu alimentación en estas fechas!

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: David Cerro +info
Finalidad: Moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog. +info
Legitimación: Consentimiento del interesado +info
Destinatarios: No se comunicarán datos a persona u organización alguna. +info
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. +info
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales +info 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acepto la política de privacidad *