Diabetes Mellitus

En la entrada de hoy, quiero hablaros de una enfermedad considerada un problema mundial. Se trata de la Diabetes. Esta, se caracteriza por la insuficiencia de insulina en el organismo y niveles de azúcar elevados en sangre como consecuencia.

Mantener elevados los niveles de azúcar en la sangre produce lesiones en diferentes órganos de nuestro cuerpo como lo son los riñones, los ojos, el sistema nervioso, el corazón y los vasos sanguíneos.

La mayoría de la diabetes es de tipo II que está relacionada con el estilo de vida y la obesidad, las cifras de incidencia son elevadas a nivel mundial, pasando a ser una causa de mortalidad elevada en los países desarrollados. La causa de la mortalidad no es la diabetes en sí, pero si sus consecuencias como lo son la enfermedad renal, cerebrovascular y cardiaca.

La Diabetes es un trastorno endocrino metabólico complicado, donde se ve alterado el metabolismo de los hidratos de carbono (azúcares) esto se debe a la disminución en la producción de insulina (en las células Beta del páncreas) o una disminución de la sensibilidad de los receptores periféricos de esa hormona, en abundantes ocasiones se suceden ambos factores.

Lo más importante en un paciente diabético es controlar las hiperglucemias y las hipoglucemias mediante tratamiento médico de insulina.

A nivel nutricional equilibrar los hidratos de carbono para no empeorar la glucemia es importante, (no tomar zumos, ingerir cereales integrales por su lenta absorción, evitar los refrescos azucarados, dulces y bollería).

Ingerir grasas saludables y controlar el contenido total de lípidos es importante para prevenir la enfermedad cardiovascular, en la Diabetes tipo II es habitual tener elevado el porcentaje de grasa corporal, esto está relacionado con otras patologías.

Por cuestiones renales los pacientes diabéticos deben vigilar el consumo de proteínas y no excederlos para evitar el daño asociado en los riñones que ya de por si sufren con la Diabetes.

Para terminar quiero hacer referencia a la actividad física de manera regular, pues esta ayuda a tener un mejor perfil de triglicéridos y colesterol en la sangre, ayudando a equilibrar el porcentaje de grasa corporal y por lo tanto modular la progresión de la enfermedad.

Recordar que la Diabetes tipo II es una enfermedad que se puede tratar desde nuestro estilo de vida.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: David Cerro +info
Finalidad: Moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog. +info
Legitimación: Consentimiento del interesado +info
Destinatarios: No se comunicarán datos a persona u organización alguna. +info
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. +info
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales +info 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acepto la política de privacidad *