DIETAS PARA QUEMAR GRASA

¿Qué le ocurre a nuestro organismo cuando realizamos dietas quemagrasas?

La alimentación nos aporta energía y nutrientes.

La energía que obtenemos a través de la alimentación se cuantifica mediante calorías. Cuando existe un desequilibrio entre nuestro gasto energético y la ingesta de calorías se produce el sobrepeso o la insuficiencia ponderal (delgadez).

En nuestra sociedad, por el estilo de vida y la gran oferta de alimentos de que disponemos, predomina el sobrepeso y la obesidad frente a la desnutrición.

El organismo almacena el exceso de calorías en forma de grasa en depósitos (adipocitos) con la finalidad de tener reservas para sobrevivir. Cuando la cantidad de grasa almacenada es grande se produce un desequilibrio metabólico; la grasa, metabólicamente, es muy activa pues ofrece resistencia a la insulina, esta es la causa de la diabetes tipo II tan abundante hoy en día: “diabesidad”.

La grasa se quema con la presencia de oxígeno (aeróbica) en la mitocondria celular. Al realizar actividad física con un umbral de oxígeno medio-alto, actividades como caminar de prisa, correr largas distancias, bicicleta, actividades donde se impliquen grandes grupos musculares y la intensidad no sea excesivamente alta, el metabolismo energético de las grasas es más lento y se lleva a cabo con la presencia de oxígeno en la célula. Este metabolismo no deja residuo en su combustión como sí lo hace la glucosa, que, según su manera de consumirse, puede producir ácido láctico o lactato.

Existen sustancias que facilitan esta entrada de grasa en la mitocondria como es el caso de la L-carnitina, el CLA el ácido linoleico conjugado, cafeína y otras sustancias que tiene diferentes grados de evidencia científica.

Lo que es común a todas es que funcionan a través de la actividad física. Es decir el exceso de energía almacenada en depósitos de grasa en nuestro organismo se quema o se consume reduciendo el aporte energético, prestando atención a los nutrientes que, en ningún caso, pueden dejar de ingerirse y aumentando nuestra actividad física aeróbica. Cuanta más masa muscular tenemos más capacidad de quemar energía obtendremos, es aquí donde nos damos cuenta que el peso de la báscula es simplemente un número y lo importante son los porcentajes de masa que tenemos en el cuerpo (músculo, grasa, etc.).

Añadir suplementos a nuestro organismo para quemar grasas, en ocasiones, puede ser perjudicial para nuestra salud.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: David Cerro +info
Finalidad: Moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog. +info
Legitimación: Consentimiento del interesado +info
Destinatarios: No se comunicarán datos a persona u organización alguna. +info
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. +info
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales +info 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Acepto la política de privacidad *