VITAMINA B9 ÁCIDO FÓLICO

El ácido fólico es vitamina hidrosoluble del grupo B y tiene un papel muy importante.

Participa en la formación de proteínas y está presente en los glóbulos rojos que transportan el oxígeno a las células. La causa de su carencia es la mala alimentación o un déficit genético.

Es de vital importancia en el embarazo, tal es así que si la madre tienen niveles adecuados de ácido fólico antes de quedarse embarazada puede prevenir deformaciones en la placenta, defectos de nacimiento en el cerebro y la columna vertebral del bebé.

Por lo tanto planificar el embarazo mirando los niveles de ácido fólico de la mamá antes de la concepción puede ser una manera sencilla y económica de reducir los riesgos del propio embarazo en la formación del feto.

El folato es necesario en la producción de nuevas células y su mantenimiento, también para la replicación del ADN.

Alimentos ricos en ácido fólico son:

  • las legumbres,
  • los cereales integrales,
  • los frutos secos como las semillas de girasol.

Por este motivo de vital importancia es por lo que recomendamos evitar los productos refinados y aportar alimentos integrales, como los cereales, en nuestra dieta ya que, además de aportarnos más nutrientes nos aportan fibra necesaria para la salud del tubo digestivo y su tránsito. En el proceso de refinado se pierde gran parte de las vitaminas “esenciales” para el organismo.

La alimentación es un factor muy importante en la prevención de enfermedades.  La nutrición y el estilo de vida son determinantes para preservar nuestra salud.

Muchas veces comemos sin pensar en lo que nos aportan los alimentos, lo hacemos por placer, sencillez a la hora de adaptarnos a la vida laboral y los quehaceres diarios, pero no nos damos cuenta de que en los alimentos están los precursores de nuestra salud.

El organismo necesita vitaminas, minerales y oligoelementos esenciales para su desarrollo y muchas veces con la comida rápida, el exceso de sal y grasas saturadas, productos refinados como los azúcares y las harinas conseguimos deteriorar nuestra salud e incrementar el riesgo de alteraciones en la salud, como sucede con el sobrepeso, la hipertensión y enfermedades vasculares y metabólicas.

Recordar “somos lo que comemos” o más aún “somos lo que absorbemos en el intestino”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Información básica sobre Protección de Datos

Responsable: David Cerro +info
Finalidad: Moderar los comentarios a los artículos publicados en el blog. +info
Legitimación: Consentimiento del interesado +info
Destinatarios: No se comunicarán datos a persona u organización alguna. +info
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. +info
Plazo de conservación de los datos: Hasta que no se solicite su supresión por el interesado.
Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales +info 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad *